14 ago. 2016

DC COMICS y por qué está entre la espada y la pared



DC Comics siempre da algo de qué hablar. Desde que quisieron alzar el vuelo para crear un mundo cinematográfico que aloje a todos sus héroes, han venido estrellándose contra el pavimento en repetidas ocasiones debido a las fuertes críticas que han recibido sus más recientes producciones, principalmente del popular sitio Rottentomatoes. Sin embargo, pese a la lluvia de tomares podridos -y de arena-, han conseguido recaudar en taquilla números decentes como para continuar desarrollando este universo aún en pañales y que además, con cada nueva película, nos ha venido dejando ese sabor de boca... agridulce: Sabes que es ácido pero de todos modos lo comes porque muy hacia el fondo es un poquitín dulce. Así mismo es DC con los fans.

Ahora, con el reciente estreno de Suicide Squad, hemos vuelto a ver esa lluvia de opiniones completamente disparejas. No hace mucho estrenaron Civil War, pero realmente, la guerra civil la estamos causando nosotros, los críticos y DC/Warner, envés de ser un conflicto entre el Capi y Tony.

Continuando con el asunto, es evidente que la competencia haga que se desaten las opiniones y que por ello, alguno de los dos competidores salga menos beneficiado. No obstante, vemos que DC no ha podido ganar ni siquiera un round, y no me refiero a ganar un round contra Marvel, no. Me refiero a ganarle un round a la crítica y a que los fan queden completamente contentos luego de salir de la sala. Para hacer el asunto más gráfico, es como ir a comerte una hamburguesa con queso, jamón y sus vegetales, y que te des cuenta de que le falta el queso derretido. Posiblemente te comas esa hamburguesa -es decir, ya la pediste, ¿cierto?-, pero muy en el fondo te preguntas si realmente deberías volver a ir a ese establecimiento que te dio la hamburguesa sin el queso. En ese mismo dilema se encuentra la mayoría de los fans y es algo inevitable, pues están usando las figuras emblemáticas de su infancia como si fuesen conejillos de indias.

Ante eso, creo que hay tres puntos sumamente importantes, que han hecho que DC esté pasando por tiempos realmente oscuros y que no consiga ver más allá de la niebla que tiene frente a sus ojos:

(- Superman: Say "Cheez" -Batman: Chee... Because i´m BATMAN!!!!)

1) Los conceptos de Batman y Superman ya están muy usados: a este punto habría que incluir a Wonder Woman, pero ya que los pilares son el hombre acero y el caballero de la noche, solo me enfocaré en ellos. Desde el siglo pasado, DC ha hecho infinidad de producciones con el kriptoniano y con el joven Wayne sin darles un reposo -en especial a este último-, lo cual no ha permitido que sus franquicias descansen para después regresar con todo a cautivar a nuevos fans. De hecho, esto mismo le ha estado sucediendo a Spider-man.

Desde el punto de vista más crítico, la gente se está cansando de esta tendencia loca de andar haciendo remakes una y otra vez, y nuestros héroes no escapan de esa maldición. Por lo que no es de extrañar que en cierta forma, la audiencia más ignorante de los cómics, este cansada de ver otra vez la muerte de los padres de Bruce o presenciar al planeta Kripton volviéndose añicos. Cosa que en contraste no está pasando con Marvel, pues todos sus héroes están debutando por primera vez y los más veteranos (Ironman, Captain America y Thor), han tenido que esperar más de treinta años para hacer su regreso a la gran pantalla, haciendo que el morbo aumente por tratarse del primer momento en que la mayoría de sus franquicias están debutando dentro del mundo Hollywoodense.

(A veces los fans se toman muy a pecho la competencia entre ambas editoriales, mientras que nuestros héroes simplemente se juntan para pasar el rato, sin prestarle atención a esta guerra que han provocado los medios)

2) Quieren hacer en 3 años lo que a Marvel le ha costado 10: hay una frase muy popular dentro de mi familia que dice: "la paciencia premia". Realmente, Marvel se tomó muy en serio esto y planeó con sumo cuidado todos los hilos del bordado que estaba intentando hacer, sin mencionar que fue algo sin precedentes. Es decir, Star Wars fue una saga larga de películas, pero separadas por la brecha del tiempo. Mientras que Marvel está haciendo lo mismo pero en constancia y sin detenerse, aunque al mismo tiempo, con calma.

Sin embargo, luego de la épica proyección de Avengers, DC despertó una mañana como cualquiera y luego de haberse tomado un café con pan tostado, se dijo: "Voy a hacer mi propio universo en el cine".

DC, si vas a trabajar solo con inspiración, dudo que algo te salga bien. Bueno, este desespero se vio muchísimo más, luego de hacer Man of Steel...

(Carente de la agilidad de un cómic, pero compensada con la complejidad y profundidad de una película ambiciosa)

3) La audiencia general aún tiene el chip del superhéroe realista de Nolan: la trilogía de Nolan, sin dudas es una belleza que le cayó espectacular al murciélago. Desgraciadamente, Nolan dejó todo muy arriba y ahora hacer algo de nuevo sumamente destacable le ha costado un mundo a DC.

La trilogía de Nolan fue una bendición, pero paradójicamente se ha convertido más bien en un obstáculo para la casa de ideas, ya que la audiencia más ambiciosa, aún tiene en su cabeza el recuerdo de aquel Batman realista y más humano que ideó Nolan -aunque con la última parte se fumó un porro y lo hizo más súper que en las primera dos XD-, y para desgracia de DC Comics, ese tipo de enfoque y narrativa son más del agrado de los críticos, por lo que, ahora que muestran un Batman como el de BvS (ágil, ninja y audaz), no es de extrañar que la gente quede así como... ¡WTF!.

Igualmente, también es importante recalcar que la trilogía de Nolan es reciente, por lo que las comparaciones son inevitables y eso es algo que desfavorece a DC. Véanlo de este modo: Para bien o para mal, la gente anda comparando al Joker de Jared Leto con el de Heath Ledger, pero... ¿con qué comparamos a Marvel, si todos sus héroes están debutando por primera vez? Esta pregunta la ha tomado Marvel como su arma principal, y es que por los momentos no tienen ningún punto de comparación. Nadie les va a llegar diciendo: "La trilogía de Nolan es mejor" o "El Superman de antes era más simpático...se reía más".

En síntesis, como he comentado en entradas anteriores, DC tiene muchas cosas en contra, pero no por ello, significa que tenga todas las de perder. Aún tiene tiempo de hacer algo grandioso y que deleite tanto a los críticos como a los marvelitas. De mi parte, en cierta manera Suicide Squad ha sido un respiro para la editorial. Ahora pueden culminar este año con calma y analizar detalladamente sus resultados hasta los momentos de cara a la Justice League (que como sabrán viene para este próximo 2017). Saludos...