5 ago. 2016

Suicide Squad, con una pizca de Joker...



Hoy la estrenaron en mi país y tuve el tiempo de poder ir a echarle un vistazo. 

Seguramente, una de las películas más esperadas del año y para desgracia de DC COMICS, la página Rotten Tomatoes no la ha tratado de la mejor manera. Ya deberían llamar a esto, "Efecto Batman V Superman", suponiendo que estas críticas sigan cayendo sobre el universo extendido de DC. 

Una propuesta Team-up, con la novedad de que este equipo está formado por puros villanos y anti-héroes, que le otorga un nuevo sabor a estas agrupaciones de personajes ficticios que se han ido convirtiendo en algo cotidiano dentro de la industria del cine. 

La primicia del filme consiste básicamente en ofrecerle a los supervillanos la oportunidad de ver reducidas sus sentencias a cambio de realizar las misiones que gente normal y con dos dedos de frente, no se atreverían a cumplir. ¿La razón? Pues, simplemente porque son misiones suicidas -exacto, como el nombre-. Realmente hay que tener un tornillo flojo para hacer cosas como las que ese este escuadrón de locos está dispuesto a hacer.

A diferencia de BvS, la narrativa de Suicide Squad ha quedado mejor construida. No obstante, seguimos viendo detalles que hacen que el filme peque de no ser el peliculón que prometía ser -y que de hecho a mí, me causó leves orgasmos con cada tráiler que mostraban, especialmente el último-. Sin mencionar que en lo que va de año, esta cinta junto a Deadpool, han sido dos de las películas que mejor campaña publicitaria han conseguido realizar y eso hay que aplaudirlo...

Sin embargo, esta película no es perfecta, por lo que si tuviese que decir qué cosas hacen que este escuadrón de badboys... and girls, no sea la película súper-rompe-ovarios que en su principio uno esperaba ver, diría que podemos plasmarlo en tres aspectos.



1) La Introducción: inevitablemente, los miembros de este team-up debían ser presentados de alguna forma. Sin embargo, creo que pudieron haber hecho algo mejor, pues con cada presentación (que no duró más de cinco minutos entre personaje y personaje) se acompañaba la escena con un soundtrack exclusivo del villano en cuestión, lo cual dejó en consecuencia un remix loco de DJ. Para se hagan una idea mejor del asunto, es como si por dos minutos escucharan a Rihana, en menos de un minuto pusieran a Eminen, seguidamente Iron Maiden, continuando con Taylor Swift y acabando con Guns N´Roses, creando de ese modo una mezcla nada cool. 

Personalmente, creo que era mejor si hubiesen creado un soundtrack más orgánico que los hubiese representado a todos en esa escena y que fuese reflejando el aspecto de cada uno de ellos a medida que se iban mostrando a los personajes. Desgraciadamente, la cosa no fue así.


2) Foco al resto del equipo: en toda la película se hizo un hincapié demasiado exagerado a Harley Quinn y a Deadshot, haciéndolos focos del filme. No obstante, habría sido bueno recordarle a David Ayer, que la película se llama Suicide Squad, no Deadshot y Harley... con el Escuadrón Suicida, cosa que afectó a miembros como el Captain Boomerang y a Killer Crock, quienes ni siquiera tuvieron un flashback para explicar sus pasados ni tampoco tuvieron el enfoque para explorarlos como personajes y que no hubiesen parecido unos miembros más haciendo espacio. 


(I´m gonna hurt you... Really, Really... Bad...)
3) El Joker: Jared Leto. Sin dudas, uno de los actores con una gran responsabilidad, suponiendo que no fuese el único actor sobre el que todos tienen su atención (a pesar de no ser parte fundamental del filme). Nuestro nuevo Joker recibió críticas mixtas en cuanto a su interpretación. Sin embargo, creo que es muy apresurado dar un veredicto, pues ni siquiera nuestro "Guasón" apareció o hizo algo verdaderamente rescatable dentro de la cinta. No obstante, eso no cambia el hecho de que sus apariciones, sin dudas fueron de las más esperadas, pero tampoco se puede negar que las escenas asignadas a nuestro actor camaleónico, Jared Leto, estaban como que... de más dentro del filme. Como si las hubiesen colocado porque ya habían contratado los servicios del Joker y tristemente, no supieron ponerlo de un modo que dejara en la audiencia un mejor sabor de boca. Quedas con ganas de más, de la misma forma en que se quiso ver más de Bruce Wayne en BvS. 

De hecho, el mismo actor reveló que muchas de sus escenas fueron eliminadas en el producto final, lo cual explica esa sensación de "incoherencia" en las escenas referidas al payaso del crimen. Una pena que DC se pase en ese morbo de andar eliminando escenas sin considerar las consecuencias de ello.



En síntesis, el escuadrón de chicos malos es una buena película, que corrige y toma nota de los errores cometidos en BvS, pero que no por ello, es capaz de erradicarlos a plenitud. En donde los personajes como Harley Quinn y el carisma innato de Will Smith, consiguen aligerar la cinta para hacerla menos pesada y sin sacrificar en nada ese aspecto "Dark" con el que DC COMICS ha querido envolver las producciones de sus héroes.

Realmente es una buena película en comparación de muchas otras y que además es buena señal de que DC ha tomado consciencia sobre lo que debe y no debe hacer en este universo extendido que quiere crear para que no se le muera antes de nacer.