15 abr. 2016

Batman v Superman: Después del Hype


(-Bruce, tienes un moco en la nariz. -Gracias. Por cierto, tu Martha fue mi Martha antes....)

Ya han pasado unos días desde su estreno y posiblemente será la película más polémica durante los próximos 3 o 5 años. Desde que salió Man of Steel, la mayoría de la audiencia ha ido escogiendo uno de dos bandos: los que les gusta la peli y los que no.

Debo opinar que soy del grupo que no está del todo de acuerdo con lo visto tanto en Man of Steel como en esta reciente cinta. Con El Hombre de Acero no se notó mucho ya que el maestro Nolan supervisó el guión de Zack Snyder, pero con este último filme (que además busca dar inicio a una futura Justice League), nuestro director se tomó muchas libertades y ha acabado en cierta medida con los platos en la cabeza. Aquí no busco exponer lo malo de Zack, más bien todo lo contrario, creo que él hizo un estupendo trabajo, pero se equivocó de medio para mostrarlo.

Dicho esto, hay que recalcar que debo quitarme el sombrero ante lo bien que trabaja Snyder en lo que a iluminación se refiere y en cómo hace esos enfoques para conferirle a Superman ese aire de Dios y esa atmósfera "Dark" al universo DC. Si en Man of Steel lo hizo indirectamente, ahora con BvS se nota que lo ha hecho adrede. También es un genio en lo que a las escenas “slow motion” respecta, sin mencionar que, a pesar de los bajones en la narración durante la segunda mitad de BvS, el filme cumplió su cometido, entretuvo un mundo con todas esas explosiones y puñetazos. En esas cosas, hay que darle una senda de aplausos. Desgraciadamente, también hay que recalcar ciertos problemas, siendo estos dos los más evidentes:

(Martha VS. Martha)

1) Nuestro Superman aún no ha conseguido definirse para transmitir ese aire de seguridad y de que todo va a salir bien, por el contrario, aquí vemos a Clark como un mártir que teme tomar decisiones, que busca hacer lo correcto y que acaba dejando las cosas peor a como estaban en un principio. Eso como tal no es malo. Puedo entender esa conducta en su primera película y todavía puedo justificarlo hasta en la mitad de esta reciente cinta, pero creo que era el momento de que Superman hiciera valer ese Super de su hombre y demostrara que no tiene ese paquete de genitales como mera decoración.

2) La segunda y la que más han criticado es a la narrativa del filme, con inicios lentos, lanzando guiños hasta el cansancio que sirven de spoilers para lo que será el universo DC en un futuro y una sub-trama demasiado larga para justificar la lucha de Bruce con Clark y a pesar de que Jesse Eissenberg, bajo el papel de Lex, hace el intento de apaciguar esas escenas con el humor y la exentricidad que le confiere a su personaje, entretener a punta de chistes por más de una hora, es algo que ni con el ingenio de Lex Luthor se puede conseguir.

(-Descubrí la identidad de Batman y Superman incluso antes de que empezara el rodaje)

Ahora bien, debo defender en cierta medida a Zack en cuanto a este punto, pues creo que lo que hizo no estuvo mal, pero el medio no era el indicado para esto. ¿A qué quiero llegar? Me parece que Zack Snyder se hubiese lucido muchísimo si la historia de este filme se hubiese usado para un cómic o una novela envés de un filme. La razón, pues muy sencilla, la novela y el cómic dan mejor cabida a las sub-tramas que en una película, ya que cuando se lee un cómic o una novela, uno como lector decide cuándo detenerse, ir a comer una galleta, darse un baño y continuar con la lectura, pero en una película, no. Crear sub-tramas en una película es un poco más complicado, porque darse el caso de que la misma acabe diluyendo la trama principal, como sucedió en esta, en la que tuvo más impacto ver que Bruce va a comenzar a reunir a la Justice League, que la propia pelea de Doomsday contra la Trinidad (esto mismo pasó con Age of Ultron pero en menor medida), sin mencionar que debes mostrarle al expectador todo lo que quieres hacer en una sola tanda de 2 horas, en donde no hay momentos de pausas ni nada por el estilo.

(Usemos filtros oscuros para hacer todo más... Dark, jejejeje)

Zack Snyder es un experto en la narrativa escrita/visual, pero en la audiovisual no ha conseguido hallarle el tino a los héroes de DC. Tanto es el problema con BvS que ni siquiera se puede acortar la primera parte para tener una peli completa que nos deje satisfechos. No basta, no es suficiente. Este largometraje no es más que una agujeta enredada en el zapato de Snyder, que además no se puede deshacer sin botar el zapato entero.

La verdad espero que el Señor Zack abra los ojos a tiempo y se dé cuenta que se le paga por dirigir una película y no por escribir una novela o un cómic, porque sin dudas, él no ha logrado la película soñada, pero sí ha conseguido hacer la película que muchos fans anhelaban y merecían. Solamente necesita pulir un poco más sus cualidades de dirección. Esperemos que con la Justice League o incluso antes, estas fallas estén superadas.

(El "Dawn of Justice" nos privó de una hora de golpisas entre nuestros héroes. Sépanlo)

En síntesis, tenemos que recordar que el cine, el cómic y la novela son géneros literarios distintos y lo que funciona en uno, no necesariamente puede replicarse en otro. Es por eso que se vuelven adaptaciones cuando se llevan a otro plano que no es su original y al parecer eso no estuvo dentro de la planificación de nuestro director, su supervisor, la junta directiva de Warner Bros o sabe Dios quién, y también es por este detalle que el filme consiguió captar a los fans más no a los conocedores superfluos de los súperheroes o a los ignorantes de dicho medio.

En fin, solo queda esperar a Suicide Squad y ver qué sucederá...

(¡Santa cachucha, cáspita y demás estupideces que digo, Batman!)

(De las series del murciélago, Batman: Beyond ha sido siempre mi preferida, así qué no me resistí...)


Como siempre, si esta entrada te ha gustado o te ha gustado alguna otra, por favor ayúdanos dando like a nuestro facebook o compartiendo nuestro trabajo con quienes puedan disfrutarlo. Eso nos ayudaría mucho.

Muchas gracias.