5 jul. 2016

Bleach: el próximo en irse de la trinidad de la Jump

(El Inicio del Fin)
Bleach, la serie del Shinigami sustituto de cabello naranaja, amada por muchos y odiada por unos cuantos más,  se encuentra en su etapa culminante y mucho más próxima a acabar de lo que muchos habíamos imaginado, algo así como estar trabajanado pre-aviso y además siendo el segundo de la Trinidad de la Jump, conformada también por One Piece y Naruto, en decir "sayonara". 

No acabo de superar mi duelo por la ida de Naruto de mi lectura semanal en la Jump, cuando ahora anuncian que Ichigo también se va. 

Recientemente, la Jump anunció que la obra de Tite Kubo culminará para el período de otoño de este mismo año 2016 y que además el tomo número 74 será el último de dicha serie, por lo que podríamos decir que tendremos a Ichigo hasta finales de año antes de tristemente despedirnos de él y por desgracia no lo está haciendo con broche de oro. 

No es secreto de nadie, que la obra de Kubo-sensei ha ido perdiendo el feeling que se le había tenido en un principio, muy propablemente luego del arco de La Batalla por Karakura, hasta convertirse en una serie que la mayoría de geeks solo han acabado leyendo actualmente por compromiso. De hecho, desde el inico de la saga de los Fullbriger -que además pareció relleno-, el manga comenzó a tener un gran declive hasta llegar finalmente al fondo del llegadero -como dirían en mi país-. Tanto es así que los número de venta no han sido los mejores, siempre ocupando puestos entre 15 y 17 si nos referimos a las ventas de los recopilatorios y actualmente, desde hace ya un tiempo, siendo inquilino del Bottom Five de la Jump. 

(Los Espada, posiblemente, los villanos más geniales de Bleach)
Para quienes no lo sepan, el Bottom Five es el argot que se utiliza dentro de la editorial para referirse a los 5 mangas menos populares de cada semana, habitualmente ocupada por Gitama y Toriko de cuando en vez y con un asiento identificado para Ichigo y sus amigos. Tristiemente, lo único bueno de esto, es que no es el peor de los peores, siempre ocupa el primer lugar del Bottom Five.... Vale verga la vida...

Con esta pequeña explicación hecha y retomando el asunto de Bleach, nos daremos cuenta que esta última saga, que ha debido ser la más épica y sentimental de todas, se ha convertido en la más fastidiosa y desesperante de todas. Si tuviese que comparar mi nivel de hype cuando la saga en Hueco Mundo con esta de los Wandenreich, tendría que decir que es como comparar el cielo y el infierno. De existir razones para que Bleach esté como está, podría decir que hay cinco motivos para ello.

(Bleach y su arco del Infierno)

La primera de todas, es que Tite ha estado queriendo explicar mil y un cosas dentro de la historia, cortando abruptamente la transición de la misma. En lo que va de esta última saga ha habido fácilmente más de cinco flashbacks de más de dos capítulos, y ya saben que los flashbacks no son precisamente las cosas más queridas del mundo. Para la Jump tener editores, es una pena que a ninguno se le haya ocurrido la idea de dejar los flashback como capítulos extra de los tomos recopilatorios. De ese modo, la historia no se vendría a menos con todas las cosas que Tite ha querido esperar a último minuto para contar.

La segunda cosa con la que está fallando Tite, es con esas ganas de hacer Terminator a todos los Quincys. Es decir, no importa qué poder fabuloso tenga algún shinigami o qué tan épico sea su Bankai nunca antes revelado, estos últimos jefes Quincys parecen ser indestructibles y hacen parecer a los trece capitanes del Seiretei como un mero chiste. Puedo entender que uno de ellos sea virtualmente invencible y todo un reto para superar, ¿pero todos? ¿Todos? Eso simplemente hace que leer la historia sea un fastidio. Está peor que cuando se creía haber derrotado a Majin Buu y este volvió como cinco veces de entre los muertos.

(Los Malos...Malotes)
La tercera cosa que ha matado el desarrollo de Bleach, posiblemente se deba a los villanos finales. No le tengo odio a los Quincy ni mucho menos, pero estos villanos parecen más de los villanos que ves en una pelícua o una serie de OVAS que propiamente los malos malotes del manga. Creo que hubiese sido mejor que Tite hubiera explotado el plano del infierno, profundizándolo aún más que con la película Jigoku-hen, envés de poner Yhwach y sus cuarenta Quincy a hacer terrorismo. No son para nada carismáticos, al menos para mí. Para dar un ejemplo más certero, no son igual de orgásmicos como los Espada, que a mi modo de ver, fueron todos geniales y para bien o para mal, los recuerdo de una u otra forma, comenzando por Ulquiorra, Grimmjow, Szayelaporro, Halibel y Barragán.

(Los 13 Capis del Seiretei)
La cuarta cosa de la que padece Bleach es de ese miedo a la muerte. Es decir, en esta última saga era como para que hubiesen muerto varios personajes, pero solo han muerto Yamamoto y Unohana y Kira, que uno creía que había muerto, vuelve de entre las cenizas como badass de forma innecesaria. A pesar de que Byakuya es mi preferido, debo admitir que él tuvo que haber muerto luego de que le robaran su Bankai. Del mismo modo Hitsugaya también tuvo que haber dicho "bye" luego de que se volvió zombi, pero no. Solo mueren personajes nulos como los del Escuadrón Cero, que para ser los más temidos de todos, resultaron ser un fiasco. 

Finalmente, la última cosa que ha hecho que Bleach esté perdiendo su hype es simplemente por seguir existiendo. La propia saga es un cáncer para la obra. Voy a explicarme un poco mejor. De las diecisiete páginas en promedio que salen semana tras semana, todas y cada una de estás -principalmente luego de la invasión y muerte de Yamamoto-, no han aportado absolutamente nada, básicamente porque Tite quiere mostrar muchas cosas al mismo tiempo, hasta el punto de que no acaba enseñando nada de ninguna de las peleas y siempre cortando abruptamente el capítulo de la semana con la viñeta de un personaje haciendo una aparición o un personaje diciendo "Bankai" de forma épica. Eso no esta mal, pero si se abusa de ello, pues simplemente me voy a cansar.

(Fue un largo camino, pero ya estamos cerca del fin)
En fin, Bleach se encuentra en su momento cumbre y, tanteando un poco, hallándonos en Julio y dándole tiempo como hasta Septiembre-Octubre, podríamos decir que Bleach se halla a 12-16 capítulos de terminar y honestamente, para quienes siguen el manga, es muy difícil acabar épicamente con tan poco tiempo y con tantas apariciones faltantes como los padres de Ichigo e Ishida y el rol que tomará Aizen luego de que se liberó gracias a Kyoraku, sin mencionar que Chad aún no ha hecho nada épico y que aún quedan capitanes sin haber usado su Bankai....

Naruto con su arco interminable de la Cuarta Guerra Ninja y Bleach con esta saga de los Quincy parecieran querer demostrar que todo buen manga debe acabar en la ruina a causa de ellos mismos. Solo queda esperar que estas próximas semanas justifiquen todo lo que logró y consagró Bleach en su época dorada y que One Piece tome nota para cuando llegue a su arco final...