29 sept. 2015

La literatura venezolana dentro y fuera de internet




La entrada de hoy tendrá un tono diferente del habitual, no solo por el tema sino por la redacción.

La cuestión es que en uno de mis pocos tiempos libres y de descanso, decidí sumergirme en la web un rato para buscar algunos libros que fuesen de mi interés. Conseguí libros interesantes de escritores rusos, españoles, mexicanos, peruanos, uruguayos, portugueses, italianos, japoneses, estadounidenses, entre muchos otros más. Pero para mí desgracia, no pude conseguir obra alguna de ningún escritor venezolano.

Ante eso, decidí, literalmente, "bucear" por google y sus alrededores (tanto lo hice, que no me extrañaría haber llegado a la Deep Web), y a pesar de todo, aún me encontraba sin poder conseguir un solo libro de algún escritor venezolano.



(Miguel Otero Silva: escritor venezolano. Autor de la obra "Cuando Quiero Llorar no Lloro", seguramente algunos la conocerán, pues tuvo una telenovela llamada "Los Victorinos", inspirada en su escrito).

La verdad, es que no sé qué pensar. Puedo entender que un libro filtrado en internet le genere pérdidas a las casas editoriales, en especial luego de toda la inversión puesta en la publicidad y distribución de ejemplares físicos. Sin embargo, ni siquiera a los escritores de culto o que hicieron "escuelita" dentro de Venezuela, como Rómulo Gallegos, se les puede encontrar rastro en el ciberespacio. Es decir, si una persona del exterior está interesada en leer algo de literatura venezolana sin estar en Venezuela, el jamás de los jamases, podrá sumergirse en la narrativa venezolana. Qué lamentable.

Para mi desgracia, los únicos textos venezolanos que se consiguen en internet, tratan y abarcan temas políticos y petroleros que, si bien esos libros no tienen nada de malo, me parece absurdo que sea eso lo único que pueda conseguirse en internet sobre Venezuela en los libros. Lo que trato de decir con esto, es que Venezuela no se limita a hablar politiquería o de grandes inversiones petroleras, ni mucho menos de las bellezas naturales del país. También existe gente que quiere ser leída, que tiene alguna historia maravillosa qué contar y que desgraciadamente ni siquiera puede conseguirlo en su propio país.


(Rómulo Gallegos: escritor venezolano y en algún momento, presidente de Venezuela. Autor de la obra "Doña Bárbara". Igualmente conocida por tener una telenovela inspirada en la misma).

Quizás alguien se pregunte: ¿Por qué sucede esto último? ¿Cómo es eso que ni siquiera pueden ser leídos en su propio país?

Bueno, para no dar muchos detalles, las editoriales en el país tienen 2 grandes problemas: El primero radica en el hecho de que hay pocas editoriales, lo que se traduce en menos cantidad de aspirantes a publicar, y la segunda cosa que tienen en contra los pocos nuevos escritores venezolanos, es que todas las editoriales apuestan a permanecer en su "zona de confort" y muy difícilmente se arriesgan a publicar trabajos que tengan una narrativa novedosa o poco convencional, o una historia que poco o nada se amolde al canon venezolano (que generalmente suelen ser texto ambientados en épocas pasadas, cargados de gran añoranza y melancolía). 

Asimismo, hay que acotar que las pocas editoriales que tenemos tampoco suelen dar un salto de fe en apoyar a los autores que sí logran publicar con estas, para llevar sus obras fuera del país y que puedan ser conseguidas en las estanterías de alguna librería de los Estados Unidos, Italia, Brasil, o cualquier otro sitio que se les ocurra (yo me pregunto, ¿si Isabel Allende o Paulo Coelho pueden, por qué un escritor venezolano no?).

Como se podrán imaginar, la literatura venezolana es de esas que debe luchar contra viento y marea para sobreponerse a las adversidades. Difícilmente alguien extranjero podrá poner sus manos en un escrito venezolano a través del ciberespacio. Mientras que las editoriales seguirán sin apostar por otras maneras y temáticas para contar una historia, y tampoco creo que se animen a llevar un buen libro venezolano a alguna estantería extranjera. Al menos no en lo que queda de año, ni el siguiente.


(Francisco Suniaga: escritor venezolano. Posiblemente el escritor más famoso de Venezuela con vida. Autor de obras que se caracterizan por pintar y describir el ambiente de la Isla de Margarita, como "La Otra Isla").

Aún con todo lo anteriormente dicho, simplemente espero que esta situación en la que nos encontramos estancados mejore con el tiempo. Pero por ahora, habrá que probar suerte en otro lado como el propio ciberespacio.