23 jul. 2016

Cada Noche Aparecen los Demonios 2


Como habrán notado, ayer comenzamos con el reboot de esta serie. Pero a diferencia de nuestras publicaciones normales, estaremos publicando un mínimo de dos capítulos cada semana (después de todo, tenemos todos los posts listos XD). Habiendo dicho eso, los dejamos con el capi de hoy. Nos vemos mañana.

                                                                                                                                                 
PREVIEW
                                                                                                                                                 
Dentro del instituto, todo se hallaba a oscuras y también con mucho silencio, casi sepulcral. Era tan desesperante, que Selena era capaz de dar cualquier cosa con tal de poder escuchar el cantar de los insectos o el ladrido de algún perro.
Escucharse a sí misma no era suficiente para estar tranquila.
(¿Por qué tengo que estar haciendo estas cosas? No puedo ver absolutamente nada en esta oscuridad. Me siento ciega. Daría lo que fuese por escuchar algo con tal de no sentirme tan sola… ¡Te odio, Ana!).
El oscuro instituto comienza a envolver en una capa de miedo el cuerpo de Selena. En estos momentos, dentro de ella, se está disputando una lucha interior.
Quiere huir de sitio con todas sus fuerzas, no obstante, retroceder a estas alturas no era una opción. Ya estaba allí.
De forma casi milagrosa, se arma de valor y procede a continuar caminando, adentrándose más y más en la oscuridad.
Delante de ella aparecen unas escaleras lúgubres, las cuales se van se oscureciendo hasta desaparecer, a medida que las mismas proceden a alejarse.
Estas escaleras iban en dirección al piso de arriba y casi por obligación tomó la decisión de subirlas.
Todo era negro. Sencillamente aquello era oscuridad total. No hay absolutamente nada que la ayude a iluminar aquel trayecto sombrío hacia los pisos superiores, al punto de ser incapaz de observar sus manos. Aquello, le estaba haciendo perder parcialmente la cordura...
De existir un premio a la más cobarde, ella lo hubiese ganado sin lugar a dudas y con una amplia ventaja.
En su creciente miedo, optó por usar la luz de su móvil. Desgraciadamente, el destello de la misma, era demasiado pobre. En estos momentos, contaba con cualquiera de sus sentidos a excepción de la vista...
                                                                                                                                                 

Pincha ACÁ para leer el capítulo.


Si esta serie te gusta o te ha gustado alguna otra entrada de nuestro blog, por favor ayúdanos dando like a nuestro facebook, o compartiendo nuestro trabajo con quienes puedan disfrutarlo. Eso nos ayudaría mucho.

Muchas gracias.