17 oct. 2016

Naruto y las cosas que no salieron...tan bien...








Sin dudas, el manga de Naruto se ha convertido actualmente en un fenómeno, logrando la hazaña de haber cautivado a niños, jóvenes y adultos a través de las travesuras, aventuras e historia inmersa dentro del ninja rubio gamberro. No obstante, como toda obra manga, y por supuesto debe meterse en el paquete a toda obra distinta, esta no es perfecta.

Una particularidad del manga es su periodicidad y si bien eso hace que el hype se mantenga con el tiempo, también trae consigo una serie de problemas, siendo quizás el más importante: Los bajones argumentales.


Como sabrán, estas historias nacen de la cabeza de sus creadores mangakas y como tal, la misma debe pulirse y trabajarse antes de llevarla al público. Sin embargo, como dichas publicaciones se hacen casi en "tiempo real", raramente queda la oportunidad de que el creador revise sus borradores con detenimiento en busca de fallas, incongruencias o simplemente detalles que ya no le convencen y, en consecuencia, a veces optan por enmendar las faltas con el pasar de la trama, pero hay veces en que eso, simplemente no es algo muy recomendable, pues puede darse el caso de que el problema aumente o choque con algún otro detalle de la trama más adelante. Por ello, los mangakas cuentan con el apoyo de sus editores, quienes además de criticar, presionar cuando se acerca la fecha límite y obligar a la repetición de manuscritos xD, también sugieren alternativas para escapar de estos "baches", pero para mala suerte, no siempre se consiguen solventar todos los detalles, lo que lleva a que cuando culmina la obra, la misma no sea precisamente "redonda".

Ante este punto, es que viene esta entrada. Si bien es cierto que Naruto es una buena obra en cuanto a historia (que pese a las fallas, indudablemente tiene a nivel de trama un concepto más ambicioso que otros clásicos predecesores), el manga no logró escapar de los "bajones", los cuales, luego de analizar un poco, plasmaremos a continuación:


1. Nadie muere y los pocos que mueren, reviven: la obra de Kishimoto tiene ese pecado de dejar que todos sigan con vida, aunque tampoco al extremo de Fairy Tail, pero lo cierto es que los personajes que dejan el mundo terrenal son contados, cosa lamentable, pues en el clímax máximo, que fue la Guerra Ninja, es insólito que ningún personaje importante a excepción de Neji, haya muerto. 

Me llamarán vil, pero debemos sincerarnos y comprender que si están en guerra y si además es una serie cuyo enfoque son los combates, pues es más que obvio que no todos los buenos pueden librarse del peligro. El problema es que al parecer casi todos en la serie, estuvieron protegidos por algún don divino hasta salvarse de todo, absolutamente todo y, en eso, no estoy de acuerdo. 

Del mismo modo, está el detalle de que además de esas muertes contadas, tampoco dan chance a que dichos decesos marquen a los personajes, pues todos acabaron revividos.... KISHIMOTO, ASÍ NO SE PUEDE HACER NADA ÉPICO, SI TE LA PASAS EN TAN POCA SERIEDAD. 

Mi punto es: El que murió, murió. Fin de la historia y no hay esferas del dragón que valgan.



2. El resto de los chicos de Naruto, con muy poca participación: es lamentable que los personajes que crecieron con Naruto hayan tenido tan triste desarrollo. Ignorando a Sakura, Shikamaru, Choji y Gaara, nadie fue capaz de robar reflectores de manera importante. Todos aparecían de un momento a otro, haciendo un jutsu random y ya. Qué triste en verdad... Es decir, en la primera parte, todos consiguieron cautivar hasta el punto en que muchos fans esperaron con ansias volverlos a ver en acción, solo para toparse con el hecho de que fueron más inútiles que Konohamaru...

Hinata tuvo sus momentos, pero no consiguió suficiente como para hacer valer su rol. Aunque en The Last, consiguieron asolapar este hecho. Bien por ella...



3. La participación del grupo Taka completamente desperdiciada: cuando Sasuke comenzó a reunir a su nuevo grupo de amigos, la verdad es que tuve mucha fe en su participación. Creo que fueron capaces de transmitir carisma y ser llamativos hasta despertarnos interés, en especial cuando sucedió la reunión de los Kages.

Comenzando por Suigetsu, me lamenté del hecho que jamás pudo luchar con Kisame "como Dios manda", ni tampoco fue capaz de adueñarse de la Samehada y durante la Guerra Ninja, cuando llegó, tampoco valió en algo. Del mismo modo pasó con Juugo. Ese tipo cuando se transformó completamente, pensé que sería igual de genial que Kimimaro y desgraciadamente, Kishimoto no le sacó el jugo a su rol...


Karin... Karin, Karin, Karin. En serio pensé que además de curar, tendría algún tipo de secreto importante o algo así, pero nada que ver. La realidad es que para su aporte, creo que habría quedado estupendo que hubiese muerto con Danzo cuando Sasuke la atravesó con el Chidori. Eso habría hecho el personaje de Sasuke más oscuro, además de convertir la relación amor-odio de Sakura con él, en algo más picante.


4. El desenlace del rol de Kisame muy mal planteado: este Akatsuki, fue bastante genial, en especial cuando se volvió tiburón. Fue increíble, sin mencionar que fue capaz de luchar "Tú a Tú" con Killer-Bee, pero lo cierto es que al final perdió por el doble lariat. No obstante, todo fue parte de un plan para espiar a los ninjas aliados, cosa que estuvo bien, pero lamentablemente cuando fue descubierto y tuvo que pelear con Gai, pensé que vería una lucha de proporciones épicas y lo que Kishimoto me dio fue un choque de jutsus algo soso...


5. Sasuke, el ninja indeciso: esta fue una de las cosas que me enfureció de toda la obra. Para mí, Sasuke todo lo que hacía, lo hacía súper awsome, pero es una pena que nuestro mangaka no haya definido seriamente su comportamiento. Es decir, hasta su asunto con Danzo, su rol y objetivos estuvieron definidos, pero de pronto... dijo que no usaría los ojos de Itachi y al final los usó, dijo que lucharía contra Naruto y al final luchó de su lado; y lo que más me enfureció fue que Kishimoto no pudo ser capaz de hacerlo realmente un villano, o mejor dicho, ningún personaje fue capaz de despertarle tanto odio como para volverse un villano ejemplar o que al menos, pudiese considerarse como tal.

Él es mi favorito pero no consiguieron definir bien sus ideales, llegado a un punto de la historia. Mucho impulso emotivo y poco enfoque real de sus metas.


5. ¿La pelea final de Naruto contra Sasuke, realmente era necesaria?: quizás el error más grande fue esto, pero no me malentiendan. Creo que inevitablemente ellos iban a tener que luchar, pero creo que Kishimoto colocó su lucha en un mal momento.

Pensemos por un segundo: Luego de mil años que duró la Guerra Ninja, luego de la luchar con Obito, luego de luchar con Madara y luego de pelear con Kaguya... ¿No les pareció que este combate final estuvo como... que de más? 

Creo que este conflicto entre ellos pudo haber quedado mejor si ambos hubiesen combatido antes de lo de Kaguya o incluso mucho antes de la guerra, pues esta lucha que tuvieron es de las luchas típicas que tienen los dos personajes más importantes en la que consolidan finalmente su amistad de cara a la confrontación con el villano más villano de todos.

La otra alternativa que pudieron haber hecho fue que Madara o Kaguya hubiesen controlado a Sasuke hasta convertirlo en el antagonista de la historia y que Naruto y él entablaran su combate a muerte.... pero las cosas no sucedieron así. 

Ni modo, creo que además de estos detalles, hay más cosas que sería bueno resaltar. Yo simplemente escogí las que creo que tuvieron mayor peso en mi apreciación de la historia...

Para ustedes, ¿Cuáles creen que hayan sido las cosas no tan buenas o mal planteadas que tuvo Naruto?


                                                                                                                                                 
Si este artículo te ha gustado o te ha gustado alguna otra entrada de nuestro blog, por favor ayúdanos dando Like a nuestro facebook, o compartiendo nuestro trabajo con quienes puedan disfrutarlo. Eso nos ayudaría mucho.

Muchas gracias.