2 feb. 2015

La casa perfumada

Comenzando esta semana, otra vez, hemos decidido rendir homenaje al folclore japonés con un pequeño cuento, muy cortito. Este blog tiene la finalidad de entretener las noches tanto de quienes aman la lectura como aquellos que no tienen este hábito desarrollado, pero además, también esperamos que los cuentos aquí publicados sirvan como un detonante para que exploren y se empapen en las materias que inspiran estas historias. En este caso, la mitología de las tierras niponas.

Lo increíble de la escritura japonesa, es que todo lo que escriben buscan de adornarlo con cierto misticismo, haciendo uso en muchos casos de sus propios fantasmas y apariciones. No cabe duda de que el fruto de esta labor es espléndido. Todo lo que hacen, tratan de bañarlo con su toque característico que ningún otro país posee (aunque en esto se puede diferir). Es gracias a esa tradición de monstruos y criaturas mágicas que Japón es el Edén del folclore. Sus espantos y espectros conforman una musa del terror. Una belleza literaria...

Si bien el escrito de hoy no tiene nada de terrorífico, esperamos que sea de su agrado. Disfruten de la lectura y por favor, recuerden COMPARTIR y dar LIKE a nuestra página de Facebook. También sígannos en Twitter para que así podamos llegar a muchas más personas. Muchas Gracias.

Pincha AQUÍ para leer.